Augusto Batalla (6): Respondió bien en los remate desde lejos, un constante en el Lobo. Dio un rebote al medio que, para su fortuna, el delantero que la recibió estaba en fuera de juego. Atento y preciso para buscar a Pity Martínez en el segundo gol.

Jorge Moreira (6): Como acostumbra, pasó en todas. Mostró carácter el lateral derecho.

Jonatan Maidana (7): Firme de arriba y tenaz en el anticipo. Importante para mantener la última línea lo más lejos de Batalla. Sobre el final encendió la alarma y salió por precaución.

Lucas Martínez Quarta (6): Otro buen partido del pibe que ya no sorprende. Pecó de confianza en una salida pero no pasó a mayores.

Camilo Mayada (6): Aportó su habitual recorrido por la banda. Pasan los partidos y el uruguayo se afianza en el puesto.

Gonzalo Martínez (7): Jugador de jugadas. Lo bueno es que cada vez son más frecuentes y determinantes en los partidos. De derecha a izquierda con velocidad, gambeta y una gran definición para el 2-0.

Leonardo Ponzio (7): Cumplió con creces en el quite y la presión alta. Además, a su entrega le agregó claridad en los pases.

Ignacio Fernández (6): Participó contantemente del juego colectivo. Sin embargo, no pudo gravitar demasiado. Fue sustituido por Auzqui y recibió el reconocimiento de los agradecidos hinchas del club que lo vio debutar.

Ariel Rojas (6): El gran artífice del buen funcionamiento del equipo y la articulación entre sus líneas. Siempre al compañero que mejor esté posicionado. Marcó los tiempos de River.

Sebastian Driussi (7): El goleador del torneo abrió el marcador con un puntazo. Tuvo la posibilidad de aumentar la ventaja pero remató desviado. Se entiende a la perfección con su dupla ofensiva.

Lucas Alario (8): A pesar de no haber anotado, fue la figura del Millo. Le tocó la faceta de asistir a sus compañeros. El nueve es referencia y, si sale del área, arrastra las marcas por lo que se generan espacios para que lleguen sus compañeros. Buena pared en el primer gol y en el tercero. El travesaño le negó la frutilla del postre.

Carlos Auzqui (6): Con su gol, se terminó el encuentro. El ex Estudiantes había marrado ante Boca y Melgar. Por eso, si bien fue importante para el equipo, más relevante fue para el propio jugador sacarse la mochila de los mano a mano.

Tomás Andrade (5): Ante la falta de variantes en ataque, es fundamental que los que entren estén con confianza. Sumó minutos el pibe.

Luciano Lollo (-): Entró por Maidana sobre el final.

Compartir
Artículo anteriorCHACO OUT
Artículo siguienteAL ACECHO

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here