El 6 de septiembre de 1963, nació Blas Armando Giunta. Uno de los grandes ídolos en la historia de Boca, muy recordado por los hinchas. Un jugador con entrega, un “león” en la mitad de la cancha, símbolo de la garra Xeneize.

Su carrera profesional comenzó en 1983, defendía los colores de San Lorenzo. Al año siguiente, el volante dejó el club de Boedo. Pero regresó para una segunda etapa en 1988. Sumando ambos ciclos, disputó 109 encuentros y anotó 6 tantos. No cosechó títulos.

En medio de sus dos pasos por el Ciclón, Giunta vistió la camiseta de Platense. En el conjunto de Vicente López dijo presente en apenas 27 ocasiones, marcó 2 veces. Jugó una temporada, la de 1985/86.

En el año 1988 llegó su primera experiencia en el continente europeo. Su nuevo destino era la liga española, donde fue parte del Real Murcia, en aquel entonces se encontraba en la primera división. Contó con muy pocas presencias en la cancha, fueron 13. Un año después se marchó.

En su regresó al fútbol argentino recaló en Boca, donde obtendría todos los títulos de su carrera a nivel de clubes. El 30 de agosto de 1989 hizo su debut con la azul y oro, en la victoria 1-0 ante Estudiantes de Buenos Aires, en un amistoso. El 3 de septiembre disputó su primer encuentro oficial, fue en el empate en uno ante Vélez por el campeonato 1989/90, en La Bombonera. Cabe recordar que también tuvo dos etapas en el club (1989-1993, 1995-1997), donde disputó 163 partidos y convirtió 8 goles.

Conquistó cinco títulos en el conjunto de la Ribera, los cuales fueron: Supercopa Sudamericana 1989 (convirtió el penal definitivo), Recopa Sudamericana 1990, Copa Master de Supercopa 1992, Torneo Apertura 1992 y Copa de Oro Nicolás Leoz 1993

Luego de su período en el Xeneize llegarían dos nuevas oportunidades en el extranjero. México era el primer rumbo, se destacó en el Toluca (1993-1995), 65 presencias. La última en un país que ya conocía, España. En esta oportunidad con la camiseta del Deportivo Ourense (1997).

En cuanto a la Selección Argentina, Blas Giunta tiene un buen recuerdo con la Albiceleste. Alfio Basile, el entrenador por aquel entonces, decidió convocarlo para la Copa América 1991 que se disputó en Chile. Participó en los siete encuentros de la competición, y además se consagró campeón.

De manera sorpresiva, le puso fin a su larga carrera en Defensores de Belgrano (1997-1999). En ese momento el Dragón militaba en la tercera división del fútbol argentino, llegaba gracias a la empresa Lo Jack. Estuvo presente en 37 cotejos y llego a la red 2 veces.

Compartir
Artículo anteriorVIAJARON A FORMOSA
Artículo siguienteAMISTOSO CON TALLERES
Estudiante de periodismo del ISAD, merlense. Ex Vavel...

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here