Boca y Racing igualaron 2 a 2 el clásico en el Cilindro de Avellaneda, por la fecha 8 de la Superliga 2018/19. Lisandro López marcó un doblete para el local, mientras que Ramón Ábila y Sebastián Villa convirtieron para el elenco azul y oro. Partido con muchas emociones, y clima tenso por momentos.

La Academia comenzó tomando la iniciativa del encuentro. Augusto Solari tomó un rebote de Julián Chicco en el área, remató y se desvió en Paolo Goltz. A los 7 minutos, otra jugada del volante ex River, le ganó a Emmanuel Mas, desbordó, envió el centro que concluyó en un remate que tapó la defensa y Lisandro López la empujó a la red. El delantero se encontraba apenas adelantado.

El conjunto de la Ribera no encontraba la forma de salir, buscaba por medio del contraataque, sin embargo, no lo terminaba de la mejor manera. El local llegaba por los costados y hacía daño, por esa vía pudo haber aumentado la ventaja, pero no fue eficaz.

La situación más clara por parte del visitante en el primer tiempo estuvo en los pies de Fernando Gago, su tiro al arco fue interceptado por Gabriel Arias sobre el final. Llegaba el descanso, antes de eso hubo discusiones entre el árbitro, Guillermo y Cristian Pavón.

Los dirigidos por Guillermo Barros Schelotto fueron a buscar el empate en el comienzo de la etapa complementaria, diez minutos donde contó con algunas ocasiones de gol, como el cabezazo de Ramón Ábila que se fue cerca del palo izquierdo del arquero.

Los comandados por Eduardo Coudet respondían. Guillermo Fernández metió para Jonathan Cristaldo, este disparó y Agustín Rossi la capturó sin dar rebote, esto ocurría a los 14’. Seis minutos más tarde, Gago se equivocaba en la salida, la pelota le quedó a Matías Zaracho, entregó para Licha López que definía ante Rossi. Era el 2-0, parecía estar liquidado el duelo.

El Xeneize se iba a despertar y cambiar el encuentro. A los 37’, la defensa Blanquiceleste despejaba un centro, cuando la jugada parecía terminada, un remate de afuera provocó el rebote de Arias y Ábila aparecía para meterla dentro del arco. Cinco minutos antes, Rossi había salvado un mano a mano ante Pol Fernández.

El final iba a ser muy tenso, ya que a los 39’ Zaracho era amonestado nuevamente, por ende, veía la tarjeta roja. Dos minutos después de esa acción, Pavón jugó con Wanchope, el delantero tocó para Sebastián Villa, el colombiano no falló y estampó el 2-2 definitivo. Seguido al tanto, Coudet invadió el campo de juego y fue contra Germán Delfino, terminó siendo expulsado. Finalizado el cotejo Guillermo volvió discutir con las autoridades.

El equipo del Mellizo mostró reacción, carácter y se llevó un punto que vale oro de Avellaneda. Este resultado le permite seguir peleando por el campeonato, se encuentra a seis de la Academia. El próximo compromiso será el 21 de octubre frente a Rosario Central, luego del párate por fecha FIFA.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here