Boca se trajo un punto muy valioso de la altura. En su debut en la Copa Libertadores igualó sin goles ante Jorge Wilstermann, en Bolivia, por el Grupo G. Un partido muy pobre.

La primera parte se vio a ambos equipos en un nivel muy bajo. El conjunto boliviano no logró imponerse y tampoco presionó buscando el desgaste, mientras que el elenco azul y oro no tuvo un enlace en la mitad de la cancha, además se vio imprecisión, problemas para controlar la pelota. Lo más destacado fue una polémica, una falta en el área sobre Agustín Almendra que el árbitro chileno Jorge Bascuñán no sancionó.

En la segunda etapa el Xeneize mostró otra cara, yendo a buscar con intensidad el primer gol y alejando al rival de su arco. Sin embargo, con el correr de los minutos el equipo comenzó a sentir los efectos de la altura, dando lugar a los ataques del local. Los de Miguel Portugal pudieron ponerse en ventaja, Cristian Chávez desbordó, envió un centro que salvó Julio Buffarini en la línea, luego Esteban Andrada tapó muy bien en el rebote. Por su parte, los dirigidos por Gustavo Alfaro tuvieron su chance en los pies de Nahitan Nández que desvió su remate.

Boca consigue una igualdad que sirve de mucho, aunque sólo si se gana de local, pero que deja muchas dudas. El próximo compromiso será el clásico ante San Lorenzo, este sábado, a las 21:30hs, en La Bombonera. En tanto, por Libertadores debe recibir a Deportes Tolima, el martes 12 de marzo, desde las 19:30hs.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here