River va por todo. Esta noche, en Córdoba, venció a Estudiantes de Caseros 2 a 0 y clasificó a la final de la Copa Argentina, donde enfrentará a Central Córdoba (Santiago del Estero), en Mendoza (día y horario a confirmar).

En la primera parte, el conjunto de Marcelo Gallardo dominó la pelota pero le costó generar jugadas de gol, ya que el rival dedicó a defenderse y lo hizo muy bien. Sin embargo, el actual campeón de América pudo abrir el marcador sobre el final del primer tiempo, ¿cómo? De una pelota parada: tras un córner y el tiro de Javier Pinola, luego de un cabezazo de Lucas Martínez Quarta.

En el complemento, Estudiantes se animó a buscar la igualdad y tuvo una clara situación en el final: Diego Figueroa remató desde afuera del área, Franco Armani atajó, dio un rebote y, cuando controló la pelota, Lautaro Díaz se la “robó” y convirtió el gol. Sin embargo, el árbitro, Mauro Vigliano, marcó infracción. Jugada polémica. Minutos antes, se anuló mal un gol de Rafael Borré por posición adelantada.

En los últimos segundos del partido, Estudiantes tuvo un tiro de esquina y subió hasta el arquero, River sacó la pelota de su área y Exequiel Palacios, con el arco libre, sentenció el 2-0.

Con esta victoria, el “Millonario” ganó $3.150.000, una inyección positiva para el club pensando en solucionar los problemas económicos.

Ahora, River pensará en Flamengo, cuando lo enfrente el sábado 23 de noviembre en Lima, en la final de la Copa Libertadores.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here