Ramón Ábila encendió las alarmas en Boca. El delantero, no pudo completar un reducido que dispuso Miguel Ángel Russo y se retiró con dolor. Si bien, en primera instancia parecía sólo un golpe, se confirmó que sufrió un esguince en su tobillo izquierdo.

El Departamento Médico de Fútbol Profesional realizó un informe, en el mismo indicó que padece «dolor sobre el ligamento talofibular anterior» y «se indica tratamiento médico y kinésico». Aún se desconoce el tiempo de recuperación, por lo que es una incognita su presencia el 26 de enero ante Independiente, en la reanudación de la Superliga.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here