Por decisión de la Comisión Directiva, River no abrirá sus puertas este sábado y el equipo no enfrentará a Atlético Tucumán por la primera fecha de la Copa de la Superliga, debido a que el club entiende que es peligroso que se desarrollen actividades normalmente por el Coronavirus (cabe destacar que un jugador de la reserva tuvo fiebre en las últimas horas pero finalmente el resultado dio negativo de Coronavirus).

Cabe destacar que el Gobierno de la Ciudad y AFA autorizaron a que se jueguen los partidos, pero sin público, por lo que River será sancionado en las próximas horas.

«En cuanto al fútbol profesional, el Club considera que la competencia implica severos riesgos para la salud del plantel profesional y todos los involucrados en un partido oficial. El hecho de que hoy uno de nuestros jugadores haya mostrado síntomas compatibles con coronavirus (COVID-19) confirma los riesgos advertidos y nos fuerza a tomar conciencia sobre las consecuencias antes mencionadas, más allá de que el diagnóstico no se haya confirmado y de que Thomas Gutiérrez esté evolucionando favorablemente», dice el comunicado que publicó River en las redes sociales.

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here